Igual que otras tantas cosas en nuestro sector los códigos QR vivieron un época de esplendor tras su lanzamiento para ir decayendo después poco a poco hasta el olvido. En los últimos tiempos han quedado relegados a usarlos para colocar un enlace a una landing page y ahí se acabó la historia.

La verdad es que tienen potencial para hacer muchas otras cosas. Te imaginas un QR que al escanearlo te abre directamente la aplicación de Twitter en tu dipositivo móvil con un tuit predeterminado, son sus menciones, sus hashtags, sus links o incluso imágenes o twitter cards…¿te imaginas el potencial? Podrías convertir en publicidad líquida prácticamente cualquier contenido y empezar a generar el tan ansiado engagement en una de las redes sociales más potentes que éxite. Leer más