Episodio 1: De dónde venimos y a dónde vamos

Reproducir episodio

En este primer episodio os cuento de dónde surge este podcast, su motivación, objetivos y ganas de compartir.

  • Los primeros 7 pecados digitales son:
  • Libro – La historia interminable
  • Película – Batman de Tim Burton
  • Serie – Ulises 31
  • Tema musical – Amigo Félix
  • Vídeo Juego – Monkey Island
  • Herramienta Digital – Todoist
  • Profesional Digital – José Antonio Tovar Cánovas
  • Pecador Digital Invitado – Pedro Aniorte

Recuerda que tú también puedes ser parte de nuestros #pecadoresdigitales enviándonos tu audio desde https://anchor.fm/seomental/message

A continuación la transcripción completa.

Muchas gracias por estar ahí!

Hola, bienvenido/bienvenida a los 7 pecados digitales by SEOmental. Soy Iñaki Tovar, soy el SEO de la agencia SEO Webpositer, y este es el espacio que he creado para ti, para vosotros, para comentaros acerca de mis inquietudes culturales más frikies, de lo que yo denomino «frikultura y marketing digital». Son esas dos piezas que quiero aunar en este podcast, aprovechando estos días de confinamiento por el coronavirus en los que todos, de una manera u otra, estamos intentando buscar el foco: poner el foco en el trabajo, en la familia, en la gente que más queremos y también, por qué no, en estas actividades ilusionantes paralelas (que me gusta a mí decir, o llamar).

Entonces, los 7 pecados digitales by SEOmental es esa actividad ilusionante paralela que hacía tiempo que quería crear. Siempre he tenido una vocación muy grande por todo el tema de lo que es el teatro, la radio, las artes escénicas. De hecho, hasta no hace mucho tiempo, tenía un programa de radio con Antonio López (del blog de SEO) y con varios compañeros de la escena de marketing digital; pero bueno, esa etapa se acabó y ahora me lanzo aquí en solitario. Te estarás preguntando..

«vale, Iñaki, y ¿qué nos vas a contar en este podcast? ¿Qué vas a aportar de nuevo a la escena del podcast, que cada día está más saturada, para que me apetezca escucharte todas las semanas?«

Pues voy a hablar (como os decía) de «frikultura digital» y de marketing digital. Es decir, cada semana, en esos 7 pecadosdigitales os voy a hablar de una película, de una serie, de un libro, de una canción, de un videojuego y también de una herramienta profesional para el tema digital que yo usé a menudo, y acabaré con una persona, con un profesional, con alguien que haya influenciado mi vida. Cada uno de esos 7 pecados digitales (como yo les llamo), porque los estoy compartiendo por este canal, de alguna manera me han influenciado, me han marcado y por eso los quiero compartir. Si necesitas inspiración para ver una serie nueva, empezar un videojuego o un libro, o una película (o simplemente escuchar una canción, descubrir un grupo o un profesional, o una herramienta para tu trabajo diario), pues este podcast puede que te interese.

Así que, te espero. Te espero aquí dentro, en esta primera sesión, y también espero que te guste y que te apuntes semana tras semana a escuchar todo lo que tengo para ti.

[Voz de mujer] Los 7 pecados digitales – by SEOmental

[Voz de muchacho] Espera, espera. Vale, vale. Joder.

[Iñaki] Bueno, abrimos este primer episodio con un libro. A ver si os suena.

[Voz de muchacho cantando] 

[Iñaki] Bueno, seguro que ya os está sonando, ¿verdad? No puedo esconder mi refrenable deseo de ser frikie. Este es un fragmento de «Stranger things» (serie que seguro que comentaremos en el podcast), en el cual nos deleitan los guionistas con este interludio musical aludiendo a «la historia interminable».

«La historia interminable» fue, seguramente, el primer libro que yo recuerdo de pequeño que me impactó de manera brutal. Este libro de Michael Ende que se estrenó en el 79 (1979) y que ha vendido millones de copias, hay adaptaciones cinematográficas. Era un libro realmente mágico. Cuando lo estabas leyendo, realmente te sentías identificado con el protagonista. El protagonista estaba leyendo un libro en el cual pasaban cosas que le afectaban a él en la vida real, y yo, realmente, mientras lo leía (durante un verano en la playa) me sentía igual: me sentía como que la historia del libro invadía mi realidad, y era como si me absorbiese realmente y me metiese ahí dentro.

Fue algo realmente memorable.

[Suena la canción de «Stranger Things»]

Además, en palabras del propio autor, el libro no solo es fantasía: también representa una crítica a la sociedad de aquel momento y presenta, sobre todo, un viaje al interior del niño que todos llevamos dentro. Quién no se acuerda, de ver verdad. Si no os habéis leído, ya estáis tardando; pero el que tenga más fresca por lo menos la película se acordará de Bástian (el prota), de Atreyu, del dragón, el dragón blanco surcando los cielos.  Anda, ¿a que eso no era sensación de libertad? Pues, si la sentisteis viendo la peli, no os puedo explicar con palabras lo que se siente leyendo el libro. Es uno de esos casos donde realmente el libro supera con creses a la película.

Sin duda, mirando así para atrás y buscando un primer libro para este episodio, yo creo que fue de los primeros que realmente causó en mí un impacto grande.

[Suena la canción de «Stranger Things»]

También quiero aprovechar para hacer una mención (aunque sea honorífica) a todos esos libros digamos amateurs que estuvieron en mi vida antes de esta «historia interminable». Eran (no sé si recordarais, seguro que sí, lo que sois de mi 5ta, del 78), recordaréis, la colección de «barco de vapor» con los diferentes colores naranja (en función de la tonalidad de naranja era más para niño o para más maduros), yo recuerdo «las aventuras de Vania el forzudo», «canción de pájaros tristes», «las aventuras del cartero de la nariz»; en fin, muchos recuerdos buenos con los libros de «barco de vapor», también. Así que hay que hacer mención honorífica.

Aquí queda esta primera sección, recomendando un libro. Ya lo sabéis, «la historia interminable». Si aún no la habéis leído y os gusta las historias de fantasía pura y dura (si sois amante de «el señor de los anillos», de «juego de tronos» y de todos estos rollos que han venido mucho después), no os olvidéis que «la historia interminable» también marcó un antes y un después, y que combatir esa nada terrorífica (que era el enemigo número 1 de este libro: la nada que lo iba absorbiendo todo y sumiéndolo en una tiniebla) pues es algo realmente para recordar. Por eso os lo comparto aquí.

[Suena la canción de «Stranger Things»][Voz de mujer] Los 7 pecados digitales – by SEOmental.

[Iñaki] Bueno, llega el momento de la película en estos «7 pecados digitales, by SEOmental».

La película. Qué película podía escoger yo primero, qué película me marcó más cuando era pequeño, qué película me quedaba yo escuchando la banda sonora una y otra vez en bucle con mi casette.

[Suena banda sonora de la película]

Bueno, si eres la mitad de frikie que yo, ya te tiene que sonar esta banda sonora, ¿verdad? Es el Batman de Tim Burton, de 1989. Madre mía, ha llovido mucho desde entonces (mientras os grabo este audio está cayendo la del pulpo en mi pueblo ahora mismo).

Os quiero decir que la película de Batman fue algo icónico. En el 89, cuando se estrenó, yo tenía 11 años apenas, llevaban las revistas y los programas de la tele varios meses de que estaba a punto de estrenarse. Claro, quién no conocía Batman, habían visto la serie, el comics y era un personaje que atraía mucho. Siempre el rollo oscuro del héroe me había encantado, y sobre todo los gadgets (los «chismes») que lleva Batman en su cinturón, eso era algo que me flipaba; el Batimovil, todo ese rollo y toda esa dinámica. Bueno, pues, meses antes o semanas antes de estrenar la peli, yo tenía (literalmente) recortes con el traje de Batman pegados por la pared, con el Batimovil, con escenas de la película, tenía el álbum de panini.

Es decir, era algo realmente obsesivo para mí porque, oye, era Batman.

[Suena banda sonora de la película de Batman]

Luego se estrenó. Me costó muchísimo encontrar una entrada para ir. Al final, fui con unos tíos míos, me llevaron a Murcia para ver el estreno. Bueno, flipé (flipé literalmente). No sé cuántas veces la vi después, cuántas veces la alquilé el en Videoclub; pero, sin duda, es una película que (aunque más adelante comentemos la de Christopher Nolan), sin duda me encantó.

[Suena banda sonora de la película de Batman][Voz de mujer] Los 7 pecados digitales – by SEOmental.

[Suena diálogo de una película]:

– ¿Quién de entre vosotros se llama Ulises?

– ¿Quién me llama?

– ¡Ulises!

– Yo soy Ulises, ¿qué quieres?

– ¿Por qué has destruido a mi cíclope?

– Porque el cíclope me arrebató a mi hijo, Telémaco.

– ¿Cómo te atreves a desafiar a Poseidón?

– Escucha, Poseidón, nadie tiene derecho a robarle un hijo a su padre.

– Pobre presuntuoso. ¡Oh, gran Zeus, muestra tu poder!

– [Mujer] Ulises, estoy perdiendo el control, vamos a la deriva. Estamos perdiendo energía.

[Iñaki] Ay, Shirka, madre mía. La primera inteligencia artificial con voz femenina ya la teníamos en los años 80 y era en esta serie, en Ulises 31. ¿Te acuerdas de ella? Esa versión franco-japonesa de «la odisea» de Ulises, ¿la recuerdas?

[Suena canción de la serie de Ulises 31]

Pues, si no te acuerdas de ella o no la conocías, por eso esto aquí: para ponértela encima de la mesa y que sepas que es uno de esos seriones increíbles e imprescindibles si eres amante de la animación japonesa o de la animación adulta diría yo.

Porque esto, aunque era una serie de dibujos animados disfrazada de algo para niños, la ponían en horario para niños, la verdad es que era una serie dura en la que había un montón de traumas y había muertes.

De hecho, yo me acuerdo que mi primer encontronazo con la muerte real en una ficción televisiva fue con esta serie de Ulises. O sea, era muy fuerte, aparte de que culturalmente era muy enriquecedora (por lo que ibas aprendiendo de esa historia de la Odisea o de la Ilíada, de Ulises, y su pelea con los dioses). Bueno, una ambientación increíble; una dirección artística flipante; una banda sonora onírica y de ciencia ficción que todavía hoy la puedes poner y flipas en colores; personajes entrañables, pues, Thais, Nono, Telémaco, Shirka y el propio Ulises (con esa melena, con ese sable laser a lo Star Wars ya estaba ahí), con esos dioses imperialistas muy maquiavélicos (hoy en día les podemos encontrar símiles políticos (¿veis que me he quedado pensando un momento?, porque he pasado a hacer la comparación).

En cualquier caso, esta serie todavía la podéis encontrar por ahí en YouTube (aunque está desquetalogada, la podéis encontrar la serie completa en YouTube). De verdad que no tiene desperdicio, la vais a disfrutar. Vais a aprender historia griega (por un lado), mezclada con esa ciencia ficción guapa, chula y nada rancia de mediados de los 80.

[Voz de mujer] Los 7 pecados digitales – by SEOmental.

[Iñaki] Bueno, vamos con la sección de pecadores digitales invitados, porque vosotros también tenéis voz y voto en este magazine de frikultura y marketing digital. Me encantaría, me va a flipar, que de verdad compartáis conmigo cuáles son vuestros pecados capitales: si hay alguna canción, alguna peli, algún juego, algún libro, alguna serie que os haya impactado, y por qué.

Así que, en la página de perfil de anchor (en https://anchor.fm/seomental), ahí tenéis un mensaje de un botón para mandarme audios y yo iré publicando.

Para este primer episodio, que ha sido totalmente improvisado y, ya os digo, fruto de este confinamiento, pues le he pedido el favor a mi gran amigo Pedro Víctor Aniorte (que es, pues bueno, un amigo de estos desde que no teníamos pelicos, desde que éramos muy jóvenes, desde el jardín de infancia). Él, además, es un profesional como la copa de un pino, es médico veterinario. Además, ahora mismo, en primera línea también manteniendo los suministros para esa granja de animales y todo esto que también nos hace falta en épocas como esta que estamos viviendo. Bueno, pues aquí va su pecado digital.

[Pedro Aniorte] Hola, Iñaki. Soy Pedro Aniorte. Antes de confesarte mi pecado digital, lo que quería es felicitarte por esta nueva andadura y desearte lo mejor de corazón. Ahora sí, ahí va mi pecado digital confesable.

Es todo por una serie, y no es otra que «Breaking Bad». Esta serie me marcó porque (a lo largo de sus intensas 5 temporadas) trata esa eterna dualidad de la especie humana, que es capaz de lo mejor y, a su vez, de lo peor. Nos lo cuenta a través de su protagonista, Walter White, que pasa de ser un profesor/padre/marido ejemplar a un despiadado narcotraficante que se justifica en su cáncer terminal y en la necesidad de dejar acomodada económicamente a la familia.

La recomiendo porque, desde el punto de vista cinematográfico, me parece sublime cómo el guión consigue esa transformación de personalidad y de identidad de su protagonista. A su vez, les traigo como conclusión que, en la mayoría de las ocasiones, el fin no logra justificar los medios (como en tantas ocasiones hemos visto).

Bueno, pues, ahí dejo mi pecado digital confesable. Una abrazo.

[Voz de mujer] Los 7 pecados digitales – by SEOmental.

[Suena banda sonora de canción][Iñaki] Bueno, pues, supongo que a estas alturas también te podéis imaginar de qué va a ir mi canción seleccionada en este primer episodio de los 7 pecados digitales. No es otra que la canción dedicada a nuestro amigo Félix Rodríguez de la Fuente.

Muy milenial o muy joven debes ser para no acordarte de Feliz Rodríguez de la Fuente, del cual se cumplen (ahora, justamente este mes) 40 años de su fallecimiento.

Una persona como la copa de un pino, un profesional que dejó huella y una canción que vino a raíz de su prematura muerte en un trágico accidente, y que a mí como niño (en aquella época) me dejó una huella inerrable y que quiero compartir aquí contigo.

[Suena canción «mi amigo Félix»]

Esta mañana me ha contado el gallo

Que el elefante le contó al castor

Que la culebra dijo a la piraña…

Bueno, ya sé que puede sonarte algo ñoña esta canción «ay, Enrique y Ana, estos papanatillas«, pero sabéis que este programa tiene un componente retro en vena grande, ¿verdad? Yo soy del 78, tengo 41 tacos y estas cosas, mirando atrás, me dibujan una sonrisa en la cara (más que otra cosa).

[Suena canción «mi amigo Félix»]

Amigo Félix, cuando llegues al cielo…

Además, es que recuerdo cuando se murió, recuerdo cuando esta canción salió y cuando muchos niños en aquella época nos unimos a recordar a este gran profesional que nos acercó el mundo de la naturaleza, el respeto por los animales, de una manera brutal, que hoy en día se echa de menos. Hay otros profesionales hoy en día, como Frank de la Jungla, que en sus respectivas áreas intentan aportar su grano de arena también y concienciar; pero Félix, sin duda, fue un pionero y fue alguien que, gracias a él, conocimos todo. ¿Quién no recuerda esa escena famosa del águila cazando un conejo? ¿Quién no recuerda cómo Félix se amañaba con los lobos? Prácticamente se puede decir que él impidió que se extinguiesen los lobos de la península Ibérica; igualmente cómo protegió al lince Ibérico. O sea, algo de verdad muy entrañable. A través de esta canción se recuerda.

[Suena canción «mi amigo Félix»]

Amigo Félix, cuando llegues al cielo…

Amigo Félix, ahí donde estés, gracias por lo que aportaste y mándanos fuerza para lo que tenemos todavía por delante. Un abrazo.

[Voz de mujer] Los 7 pecados digitales – by SEOmental.

[Suena música]

Bueno, si has tenido un amstrad o un PC, un CPC 386 o un 486 a 100 MHz o a 133 MHz seguro que esta música en MIDI te suena de algo.

[Suena música]

No es ni más ni menos que la increíble música de Monkey Island («la isla del mono», aunque aquí en España jamás se oyó así, el título se quedó en el original, gracias a Dios nadie dijo una traducción paupérrima y se quedó como «Monkey Island») de LucasArts.

Un pedazo de videojuego que llegó a nosotros de la mano de LucasArts, que es la productora de videos, y de Ron Gilbert (un máquina) que, aunque solo estuvo implicado en los 2 primeros juegos de la saga, este primero de «Monkey Island» y luego LeChuck’s Revenge (la venganza de LeChuck, un villano también épico), pues es un tío que tiene un talento incomparable para el tema de las aventuras gráficas point and click.

Es decir, esas aventuras gráficas en las cuales se va transcurriendo la acción normalmente en un plano en dos dimensiones, como si fuese de plataformas casi, y tú con el ratón vas pinchando «mirar aquí», «usar esta llave en esta cerradura», «combinar este pegamento con esta pata de gaviota» y este tipo de cosas inverosímiles que ahora estamos acostumbrados a hacer en las scape rooms, pero que en esta época (cuando salió este juego, hace muchos años, también por los años 80) pues era algo novedoso.

Este primer juego la verdad es que tengo que decir que lo disfruté con mi gran amigo Francisco José Molina Castillo, al cual le mando un gran abrazo. Lo jugamos en su ordenador, primero en monogramo (en verde), luego en CGA (en 4 colores) y luego las distintas épocas nos han dejado jugarlo en otras versiones; pero ninguna nunca tan buena como la original, con esa atmosfera, esos pools, esos increíbles duelos a palabrotas (con lets word master). Realmente toda una joya que te recomiendo.

[Suena música][Voz de mujer] Los 7 pecados digitales – by SEOmental.

[Iñaki] Bueno, vamos encarando esta recta final del primer episodio de los 7 pecados capitales. Y es el turno de la herramienta de marketing digital que más útil me haya sido en los últimos tiempos o de la que yo realmente esté sacando partido; sobre todo en esta época en que nos está tocando vivir el confinamiento, el teletrabajo y la productividad es más que nunca esencial, y sobre todo estar organizado. La herramienta que voy a recomendar no es otra que Todoist.

Todoist es una herramienta que podéis buscarla ahora en Google así, tal cual, «Todoist». Es una herramienta que tiene versión gratuita, obviamente la versión de pago (que no vale nada cara) es una herramienta que los va a ayudar, básicamente, de gestor de tareas; pero es un gestor de tareas uni-personal realmente minimal, realmente sencillo, con el foco bien puesto en qué es lo siguiente que tienes que hacer y por qué, con tareas y sub-tareas. Es una herramienta que se sincroniza perfectamente con cualquier otra cosa que tengas (ya sea Google Calendar, ya sea Gmail, etc.), o sea, con cualquier automatización la puedes poner en marcha.

Yo tengo que decir que esta herramienta me la descubrió mi gran amigo Víctor Campuzano (un buen Growthhacker de tomo y lomo que muy pronto estará aquí con vosotros como profesional digital invitado) y marcó un antes y un después en lo que fue mi productividad personal.

De verdad que lo digo, ya había probado mil millones de cosas (desde las tareas de Google, hasta las mil movidas) y no fue hasta que conocí Todoist que realmente me pude poner el foco en algo muy concreto y empezar a centrarme en lo que de verdad importaba. Además, podía compartir las tareas con gente que estaba involucrada con ellas de alguna manera para que diesen su feedback. En fin, hacerle seguimiento con más gente, no solo yo.

La lástima es que la progresión profesional que he llevado y (bueno, algunos me conocéis ya y sabéis que estoy de SEO en una agencia SEO muy grande, somos más de 30 personas) ha llegado un punto en que Todoist es perfecto de gestión de tareas a nivel personal (sobre todo si eres un autónomo, o sois una o dos personas), es ideal; pero se me quedó corto, pequeño, para gestionar ya a un equipo grande.

Entonces, en el equipo grande, gracias a la intervención de Sergio Cimarro (también otro gran profesional del que ya hablaremos) y de Luis Villanueva (mi socio, y también otro profesional del que hablaremos en breve) incorporamos a Asana, otro gestor de tareas más enfocado a equipos y con el cual estamos trabajando actualmente y del que ya os hablaré en concreto qué cosas se pueden hacer, más específicamente. Pero hoy quiero que te quedes con Todoist.

Si estás en casa y necesitas hacer una gestión de tareas eficiente, de verdad que con Todoist te vas a poder manejar de una manera que ni te imaginas. Súper sencilla, súper mínimal y con el foco puesto donde importa. Así que corre, descárgala, pruébala y ya me cuentas.

[Suena música]

Bueno, llegamos a esta última sección del programa, de este primer episodio. La sección en la que semanalmente voy a resemblar un profesional que haya impactado en mi vida (como te decía), que me haya influenciado y que haya marcado un poco mi camino. Normalmente, profesionales digitales; pero en este primer episodio me gustaría destacar a una figura realmente emblemática para mí y que, como seguramente para muchos de vosotros, no puede ser otra que mi padre.

Mi padre, don José Antonio Tovar, el cual desde muy joven me apuntó a clases de inglés, a clases de programación. A penas con 7-8 años estaba yo viendo basic inglés (imaginaos). Enseguida, antes de ser incluso adolescente, ya tuve mi primer ordenador gracias a él, bueno, a mis padres; pero mi padre era mi frikie, muy earlie-adopter me pilló un Amiga con 512Kb (eso era revolución), con una tarjeta de sonido que era la revolución, con una tarjeta gráfica que era la revolución, primeros programas de edición de video y de audio. Realmente era algo increíble. A partir de ahí, ya todo fue en in crechendo.

Yo tomé el testigo, porque rápidamente adopté esa tecnología (me puse a hacer mis pinitos, mis movidas). Mi padre alimentó ese motor creativo digital (que llevaba yo, innato, dentro) con nuevos ordenadores, nuevos periféricos, nuevos monitores, nuevos cursos, nuevas formaciones. En fin, la caldera estuvo siempre a punto, gracias a él. Luego, también pues tuve la oportunidad de formarme en sus innumerables agencias de viaje mayorista en las que estuve involucrado, montando grandes empresas y dando trabajo a muchísima gente durante muchos años.

Tuve la oportunidad, también, de estar ahí y de formarme, en lo bueno y en lo malo; trabajar veranos desde las 6 de la mañana hasta las 9 de la noche para conseguir una paga para luego poder salir a tomarte un calimocho por la noche. Todo eso lo he pasado junto a mi padre y se lo agradezco muchísimo. En la medida, el profesional que soy hoy en día tiene mucho que ver con él y con esos recursos, que tanto él como mi madre, pusieron a mi disposición.

Así que en este primer episodio, porque yo lo valgo, rindo tributo a ellos. Me acuerdo de mis padres por ponerme esos medios digitales a mi alcance. Gracias.

[Voz de mujer] Los 7 pecados digitales – by SEOmental.

[Suena música][Iñaki] Bueno, pues, hemos llegado al final de este primer episodio. Todo un reto hacerlo, de sábado por la tarde a domingo por la tarde. O sea, mi idea es semanalmente, en esta franja horaria, poder llegar a vosotros con esta media hora de recomendaciones, de experiencias, de vivencias personales a nivel cultural (sobre todo «fikie-cultural») y de marketing digital que os puedan ayudar a tener un poquito más de inspiración, una distracción, un momento de evasión (con eso me conformo). Espero poder compartirlo con vosotros, espero teneros a vosotros compartiendo conmigo esos pecados digitales.

Ya sabéis, a través del enlace que hay en mi perfil de anchor vais a podéis dejarme mensajes de audio que yo puntualmente iré incluyendo, porque me interesa que vosotros también compartáis esos pecadillos digitales con la comunidad. El hashtag que vamos a tener va a ser #pecadoresdigitales. Sí señor, percadoresdigitales va a ser el hashtag (se me acaba de ocurrir ahora y es el que vamos a usar).

Así que, muchas gracias por estar en este primer episodio. Espero que os haya gustado. Obviamente hay mucho que pulir (yo no soy un productor audiovisual ni musical ni nada, y todo esto ha sido hecho con palitos y canicas en apenas 24 horas). Así que, espero que me perdonéis los fallos y que compartáis conmigo el resto del camino. Un abrazo.

Descárgalo

Presentado por
Iñaki Tovar

Creativo y Estratega Digital con ganas de darle un buen bocado al mundo. Emprendo en serie y en serio y estoy deseando escuchar tus ideas.

Únete a la conversación

Otro episodios interesantes

Episodio 1