Episodio 4: Por Sendas Misteriosas

Reproducir episodio

En este cuarto episodio me centro en el tema del misterio y el suspense con mi selección habitual de joyitas:

Libro: El Nombre de la Rosa de Umberto Eco
Película: Lo que la verdad esconde de Robert Zemeckis
Tema musical: Homeward Bound (versión de The Leftovers)
Serie: The Leftovers
Vídeojuego: Everybody’s gone to the rapture
Herramienta Digital: Zapier
Profesional Digital: Sergio Simarro
Pecador Digital Invitado:David Ayala
El enlace que os comento a la campaña de ayuda para empresas afectadas por el Covid que necesiten potenciar su canal digital es este https://webpositer.typeform.com/to/mfl1Nf

Aquí la transcripción completa:

EPISODIO 4: POR SENDAS MISTERIOSAS

Bienvenido, bienvenida, a una edición más de Los 7 Pecados Digitales by SEOmental. Hoy es cuarto episodio. Sigo en racha, cumpliendo con lo que os he prometido, que es traeros cada domingo mi selección personal de recomendaciones frikulturales y de Marketing Digital. Esto es, pues, un libro, una peli, una serie, un tema musical, un videojuego y luego también una herramienta digital que use en mi día a día y un perfil profesional que me haya influenciado positivamente. Todo eso combinado, también con vuestra voz de pecadores digitales (que sabéis que estáis invitados siempre a dejarme vuestros audios o vuestros comentarios en el blog para que yo vaya incluyendo aquí).

Hoy tenemos a dos invitados especiales, que os presentaré cuando llegue el momento, y tenemos un programa que viene marcado por el misterio.

Las sendas misteriosas, lo he titulado, y hoy todas las recomendaciones van a tener, digamos, ese componente enigmático de suspense, de thriller y de un marcado misterio.

El parte de guerra de esta semana en la empresa es que seguimos al pie del cañón, estamos recibiendo mucho  feedback positivo de la iniciativa solidaria que lanzamos para ayudar. Todos los días ayudamos con 4 consultorías gratuitas a empresas impactadas por la crisis del coronavirus. La verdad es que saber que estás poniendo tu granito de arena es una recompensa grande, sobre todo cuando ves el agradecimiento de la otra parte. Vamos a seguir manteniendo estas ayudas. Os dejaré el enlace por si conocéis a alguien que le pueda servir esa experiencia que tenemos nosotros en SEO, en Marketing Digital.

Sin más, espero dentro del episodio con esto 7 pecados digitales. Vamos allá.

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

[Suena diálogo de película]

– Maestro, ¿habéis estado alguna vez enamorado?

– ¿Enamorado? ¡Muchas veces!

– ¿De veras?

– Naturalmente. De Aristóteles, Ovidio, Virgilio, Tomás de Aquino.

– No, quiero decir de una…

– ¡Ah! ¿No estarás confundiendo amor con lujuria?

– Tal vez.

Bueno, abrimos los 7 pecados digitales con el primero, que es siempre el libro. No sé si, o bien por los segundos que te he dejado una escena de la película o bien por esta maravillosa banda sonora, que suena de fondo te suena ya de qué libro estamos hablando. Se trata de «El nombre de la rosa», de Umberto Eco, todo un clásico moderno porque fue estrenado (lo que pasa es que lleva toda la vida con nosotros) en 1980, publicado, y causó una repercusión muy grande. Era el primer libro del autor, de Umberto Eco, y a todo el mundo le pilló por sorpresa.

[Suena banda sonora]

El libro rebosa misterio por todos los lados. Seguro que recordáis al personaje de la película (en este caso, que parece que es lo que viene a la mente cuando evocamos el libro), el personaje de Sean Connery que hace de Guillermo de Baskerville, y su pupilo Adso. En fin, es toda una película del típico rol de maestro con pupilo. A través de los ojos del pupilo vamos descubriendo cómo funciona una abadía de esa época medieval que se retrata en la película.

Todo es muy oscuro, todo es muy sombrío. La novela te atrapa desde el primer momento y te machaca con unas referencias históricas, físico-políticas de la época que le da una profundidad muy grande.

A lo largo de todo el libro vamos a ir desvelando ese misterio de los crímenes que se están cometiendo en esa abadía, y conforme tiramos del hilo estamos más enganchados. Es el típico misterio como un ovillo de lana, que se va desmadejando poco a poco: vamos tirando del hilo hasta que llegamos a lo que está en el centro del ovillo (o en este caso, en el centro de la rosa). Algunos dicen que el título de «El nombre de la rosa» es porque la rosa, en su infinidad de pétalos y tal, nos puede representar ese laberinto que también se retrata en la película.

Por si alguno no ha visto la peli o no ha leído el libro, no voy a decir más. Solo que, bueno, es un libro muy recomendable que sin duda te va a atrapar, y con el cual vas a aprender.

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

[Suena diálogo de película en inglés]

Bueno, Qué será esta película tan trepidante, por el tráiler. No lo he podido conseguir en español, no lo he encontrado: las pelis antiguas rara vez se dejan conseguir en versiones dobladas; pero, bueno, tampoco es tan antigua esta peli. Al sonar estos acordes fantasmagóricos, es el mago Alan Silvestri, uno de los mejores compositores de banda sonora que tenemos, y suele acompañar a su director favorito: al director de esta película que es Robert Zemeckis, y la película «Lo que la verdad esconde».

«Lo que la verdad esconde» se estrenó en el año 2000. Digo, Robert Zemeckis les tiene que sonar, por lo menos, de «Regreso al futuro» o de «Forrest Gump»: es un auténtico artesano haciendo películas, un contador de historias nato. A mí personalmente me encanta. Esta película, si bien es cierto que pasó sin pena ni gloria por el circuito comercial, la crítica tampoco la recibió muy apasionadamente; pero yo tengo que romper una lanza por ella hoy aquí.

He de confesaros que a mí me encantó porque tiene un aura de misterio y un montón de homenajes y de guiños a los maestros del thriller y del suspense de toda la vida, entre ellos Alfred Hitchcock.

Bueno, pero ¿cuál es el argumento de la peli? Pues, nada, una parejita madura que vive retirada en una maravillosa casa de estas de campo de gente de pasta americana. La parejita está interpretada por Harrison Ford y Michelle Pfeiffer , los dos muy buenos. Ver a Michelle Pfeiffer en una película ya para mí es garantía de que va a salir algo bueno de ahí. Me encanta Michelle.

¿Qué pasa? Que obviamente las primeras escenas idílicas que nos presentan poco a poco (o más bien pronto que tarde) empiezan a tornarse en un relato de misterio, de una chica desaparecida, de un vecino sospechosamente agresivo y violento. A partir de ahí empiezan a suceder escenas del tipo que nos recuerdan perfectamente a «La ventana indiscreta», por ejemplo, de Alfred Hitchcock, con unos niveles de tensión que llegan a ser inimaginables. Pero cuando te esperas una cosa de la peli (que es que sea una peli de suspense, thriller y tal), de repente se torna en otra cosa y es una historia de fantasmas también.

Además, muy bien contada. Ya os digo, con esta banda sonora de Alan Silvestre que le pega muchísimo, y con Robert Zemeckis muy inspirado para meternos esos «jumps scares», esos sustos muy bien colocados y muy bien hilados dentro de la peli.

Cabe recalcar que entre los múltiples homenajes obviamente los detractores te dirán «no, esto lo ha copiado, lo ha copiado«, no, no son copias: Robert Zemeckis no necesita copiar a nadie, está claro, yo lo entiendo como homenajes. Ahí, en esta peli que os digo que se estrenó en el 2000 pues hay homenajes a, por supuesto, «Al final de la escalera» (que ya la vimos aquí en el primer volumen de Maestros Del Terror). La escena de la bañera de «Al final de la escalera» aquí tiene su propia versión también.

Por supuesto, como una buena peli de suspense y de thriller que se aprecie, tiene el típico súper twist, el giro inesperado al final (que no os voy a destrozar).

Ya os digo que es una muy buena peli para ver ahora, una tarde lluviosa de domingo. Ya me comentaréis luego qué os ha parecido a vosotros. Aquí la dejo: «Lo que la verdad esconde» de Robert Zemeckis. Que la disfrutéis.

[Suena banda sonora][Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

Hoy os traigo una serie muy especial. No es la primera vez que la nombramos aquí, en el podcast, ya la trajo mi gran compañero y amigo Víctor Campuzano como su pecado digital confesable. Es una serie que él ya decía que le había marcado y se declaraba fan incondicional de ella. Yo os tengo que decir que es una de las series que sin duda ha marcado mi vida.

«The Leftovers», la traducción al español sería «los restos», «las sobras», «la amorraría», «los que se quedan atrás. ¿Por qué este título? Bueno, el argumento es muy sencillo, a la vez que terrorífico: de repente, un día desaparece el 2% de la población. O sea, pero así tal cual, quiero decir: se desvanecen, no están. Lo que parece un argumento de ciencia ficción o paranormal, pronto se torna en el drama humano que supone sobrellevar esa pérdida para ese 98% de la población que sí está aquí y que de repente se encuentra que no se ha podido despedir de ningún ser querido, no tienen absolutamente ni idea de dónde están y, claro, son incapaces de retomar su vida.

La serie está cuajada de auténticos momentazos, sobre todo orquestados por la pareja protagonista que es Justin Theroux  y Carrie Coon , están asombrosos los dos (de verdad, increíbles).

La serie se compone, digamos, de tres temporadas que son como tres actos, muy distintos los unos de los otros. En el primer acto, vamos a ver esas primeras consecuencias justo unos pocos años después de haber sufrido esta desesperación mundial, y se centra también en una secta que se llama «el remanente culpable».

No quiero destripar mucho del argumento, porque de verdad que os recomiendo que veáis esta serie si no sabéis qué coger para ver; pero se explora una manera tan realista la novela de Tom Perrotta (que es la novela sobre la que está basada la serie). Se explora de una manera tan realista lo que serían las consecuencias para la humanidad de una pérdida de esas proporciones, de proporciones bíblicas. De hecho, esta suite de fondo que estáis escuchando del maravilloso Max Richter se llama «the departure», «la partida», que es la manera que tiene la Biblia de llamar a ese momento en el que supuestamente los justos son llevados de la tierra; pero no os creáis que la serie se va a mover en esas latitudes religiosas todo el tiempo. Para nada, está jugando constantemente con nosotros como espectadores. Bueno, no en vano es de Lindelof, del creador de «Perdidos», para que os hagáis una idea de quién es el surround  que está detrás de esta serie.

Entonces, vamos a estar siempre jugando con lo que son las explicaciones racionales, las científicas y las exotéricas. Está tan bien cogido el guión y tan bien contada la historia que cualquiera de ellas, a la que tú te quieras agarrar como espectador, le das credibilidad y sigues, y sigues y te la crees. Tu versión siempre te la vas a creer. Entonces, está muy bien que hayan dejado esa elección al espectador te no se casan ellos mismos con ninguna explicación coherente.

No os preocupéis, la serie sí que tiene su final (además, es un final maravillosos, desde mi punto de vista). A mí me dejó muy tocado, no sé cuántas veces lo he visto. A mí la serie me la recomendó mi hermana Miriam (a la que mando un súper abrazo desde aquí; ya te invitaré, como pecadora digital, también a ti). Bueno, ya os digo, esos tres actos (esas tres temporadas) se hacen muy cortas viendo la calidad del episodio, el mimo que hay puesto, las dobles interpretaciones, el drama, también momentos hilarantes, momentos de ciencia ficción (si quieres optar por esa vía o momentos de catarsis religiosa o filosófica que realmente tocan el alma.

Al final, sin anticiparos nada, ya os sigo que para mí lo que queda es una historia de amor. O sea, es un pedazo de historia de amor esta serie, lo que pasa es que tienes que tener la paciencia y las agallas de llegar hasta el final y de pasar, a lo mejor, el primer bache que te puede suponer el primer episodio (porque piensas que es una cosa). La serie pronto se va quitando capas, como una cebolla, y te va enseñando lo que lleva adentro.

Espero haberte convencido de que tienes que ver The Leftovers. Ha sido una gran olvidada en premios por todos lados, no ha salido en ningún ranking; pero ya os digo yo que merece mucho la pena. Además, hoy aprovecho para hacer otro combo. En este caso, el combo va a ser el de la serie (The Leftovers) y el del tema musical, que bien podía haber sido este de «the departure» que es una por debajo, de Max Richter, pero os traigo otra canción que a muchos os va a sonar. A ver qué os parece.

[Suena música]

Pues sí, son Simon & Garfunkelm el título de la canción «Homeward Bound» («volviendo a casa», «rumbo a casa» o «de camino a casa») y esta es la versión interpretada por el protagonista de la serie, es Kevin Garvey que lo interpreta Justin Theroux (como os decía antes) de una manera magistral. En este, que es uno de los mejores episodio de las 3 temporadas, que se llama «asesino internacional», este episodio. Bueno, no puedo develar mucho, pero simplemente deciros que para salir de una situación Kevin tiene que subirse a un karaoke y de una manera muy bizarra elegir una canción, con una ruleta le sale esta canción de Simon & Garfunkelm y le toca cantarla de esta manera tan apasionada que veis aquí.

[Suena música]

Como podéis ver, el personaje está bastante afectado cantándola y ya os digo que vosotros, cuando la veáis, no podréis evitar también compungiros al escucharla, porque tiene un significado muy grande esta canción. O sea, los maestros Simon & Garfunkelm que son clásicos básicos todos sus temas, y es tan concreto que habla de esa necesaria vuelta al hogar, a la tranquilidad, a lo conocido, al amor que te espera o no te espera cuando vuelvas. Bueno, cuando veáis cómo encaja esta letra de esta canción con el argumento de la serie, os hará click algo en el cerebro (como a mí) y se convertirá automáticamente en una de esas canciones de referencia que cíclicamente está en mi playlist.

Bueno, si quieres escuchar la versión original de Simon & Garfunkelm, pues ya sabes, busca «Homeward Bound» y disfrútala. Ya sabes, toca ver «The Leftovers».

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

Bueno, llega el momento de vosotros, de los pecadores digitales invitados. Ya sabéis que todos podéis, cualquiera tiene voz en este programa, solo tiene que mandarme un mensaje de audio a través del perfil de anchor.fm/seomental o a través del blog directamente de seomental.com, o directamente por Twitter si queréis también @seomental. Ya sabéis que el hashtag oficial del programa es #pecadores digitales. De esta manera me hizo llegar su pecado digital confesable el otro día David Ayala.

David Ayala es uno de los SEO también más reconocibles de nuestro país, más conocido como SEOrosa. Es un tío muy majo, muy simpático y yo tuve la oportunidad de conocerlo en un SEO plus (en uno de los eventos que organizamos en Alicante sobre SEO). Bueno, pues, el tío derrocha creatividad por todos los lados, está en todo lo de SEO, tiene cursos de formación, tiene herramientas, tiene agencia y tiene un pecado digital confesable que compartir con vosotros.

[Habla David Ayala]

Mi nombre es David Ayala, también conocido como SEOrosa, y mi pecado digital es la serie Dragon Ball.

Sí, una serie de dibujos, tengo que decir que soy así de frikie. Me encantan los dibujos animados, el manga, el anime. Me ha encantado siempre, desde pequeño, me siguen encantando y lo sigo viendo. Eso ha hecho mantener en mí el niño pequeño interior vivo, seguir siendo así de frikie como he sido desde el principio, ser yo y qué leches tener la casa llena de monigotes y de todo tipo de figuras de Dragon Ball y de un montón de series.

Con lo cual, recomiendo que veas esta serie (si no la has visto). Yo la he vuelto a ver otra vez de nuevo. La he visto entera, desde el capítulo uno hasta el final, y tengo que decir que me encantó de pequeño, me encanta ahora y me seguirá encantado.

Y bueno, ¡kame hame ja!

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

[Suena diálogo]

Soy la doctora Katherine Collins. No sé si alguien escuchará esto. Todo acabó. Soy la única que queda viva.

[Suena música]

Con esta sugerente intro se nos presenta el video juego de hoy. Se trata de «Everybody’s gone to the rapture» de The Chinese Room. 

Pedazo de videojuego (claro, cómo si no; sino no os lo traería, sino lo considerase una joyita, una pequeña obra maestra de un estudio independiente). Es uno de esos llamado walking simulators. De hecho, ellos son los creadores de Dear Esther (que es otro pedazo de juego que seguramente también os traeré) y, a los que les guste los de terror, son los creadores de Amnesia: A Machine for Pigsla segunda parte del terrorífico juego en primera persona. Esto es, pues sí, abismal, narrada al ritmo de ciencia ficción.

Bueno, el nombre del título se podría traducir como «todo el mundo ha sido arrebatado», «todo el mundo se ha marchado por el arrebato, por el éxtasis». Vuelve a hacer referencia a eso que os comentaba antes en la serie de «The Leftovers», esa marcha Bíblica de los inocentes (juegan un poco con eso en el nombre).

En este caso, llegas a investigar unas extrañas desapariciones en un pueblo, en un pueblo de la campiña británica que está recreado de una manera magistral a través de los gráficos, de las luces, de la sombra, con el motor del CryEngine, que sabéis que es uno de los motores gráficos más potente que hay, y realmente costaba moverlo. Yo me acuerdo cuando lo jugué, me costó un poco de configuración empezar a jugarlo, digamos, de manera fluida; pero una vez superada la barrera técnica, todo era cuesta abajo.

El argumento es el típico en estos llamados walking simulators. Aunque a mí no me gusta llamarlos así, porque es mucho más la experiencia que un simulador de paseo. Lo que pasa es que, aparte de andar por escenarios gigantescos e interactuar de 2-3 maneras muy puntuales, no es un juego de disparos ni de mecánicas complicadas; es más bien de investigación, de recrearse en los rincones que vas a ir viendo por ahí.

¿Y qué ha pasado en este pueblo? Pues eso, que empezaron hace un par de semanas una serie de desapariciones inexplicables también, la gente se desvanecía sin dejar rastro, y cuando tú llegas allí te encuentras ya un panorama distópico – apocalíptico (típico pueblo, con la ropa por el suelo, con las mesas puestas de gente que parece que ha sido arrebatada de golpe, sin darse cuenta ellos apenas). Además, todo parece que está conectado con un observatorio astrológico que hay en el pueblo, y en el cual (por lo visto) captaron algún tipo de señal, o de onda, o de patrón (como se llama en el juego) proveniente de, tal vez, una inteligencia artificial o tal vez de extraterrestres. Tú ya te lo tomas como quieras.

El tema es que el episodio de hoy de los 7 pecados digitales va de misterio, y esto es un auténtico misterio a desvelar en el videojuego. Tienes que ir investigando diferentes localizaciones en el pueblo y, a través de ese pulso de una luz que va circulando por el pueblo y que de alguna manera te va guiando, pues desbloqueas ciertos diálogos de escenas acaecidas allí, de lo que estaba haciendo la gente justo antes de marcharse. Es como si accedieses a un baúl de recuerdos. Esto es algo muy recurrente en este tipo de juegos, para ir destripándote la historia poquito a poquito, y la vas conociendo sin narradores (o sea, los narradores son los que lo vivieron en primera persona, justo antes de que tú pasases por allí).

Todo el arco argumental se divide en 6-7 piezas que son los arcos de diferentes personajes y la historia que les ocurrió a ellos en el pueblo, antes de que tú llegases. Entonces, pues vas a descubrir cómo acabaron ellos, desapareciendo o marchándose a través de este arrebato (que ya lo conocerás cuando llegues al final del juego, que tampoco tiene desperdicio).

Tiene momentos también muy íntimos. La música, la banda sonora que está sonando es de Jessica Curry, que es una maravillosa compositora, muy acostumbrada a poner sus notas a este tipo de videojuegos. Solo la banda sonora merece la pena, no tiene desperdicio, la tenéis en buscar a Jessica Curry en Spotify y fliparéis de las bandas sonoras que tiene, lo evocadoras y lo nostálgicas que son. Realmente, te dan ganas de perderte dentro.

No olvides que en el hilo conductor, aparte del drama personal que también vas a ir descubriendo, el hilo conductor es ciencia ficción (muchos guiños a los que nos gustan estos temas). Escucharás por las diferentes emisoras de radio que hay repartidas por el pueblo las típicas emisiones de números (que son algo muy recurrente a los que os justa el tema del misterio y tal), las emisiones de números aleatorios que algunos relacionan con códigos de lanzamiento, con el código del hombre muerto ruso. Bueno, algún día entraremos en esas lindes.

Sin más, os recomiendo encarecidamente que lo probéis. «Everybody’s gone to the rapture», es cortito, son solo unas pocas horas y las vais a disfrutar de lo lindo.

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

Bueno, vamos con la herramienta digital recomendada de hoy que, como el programa va de misterio, os voy a enseñar una que para mí en su momento era muy misteriosa y que ahora, prácticamente, la percibo como magia porque es una herramienta de automatización. Se llama Zapier.

Como muchas de las herramientas y de las técnicas que he aprendido en mi vida, esta herramienta me la descubrió también Víctor Campuzano (ya es la segunda vez que lo menciono hoy en el programa) porque él está acostumbrado a automatizar de todo. Ya había probado herramientas como Ifttt, que es algo parecido a la mecánica de Zapier.

Básicamente, Zapier lo que hace es conectar múltiples herramientas y crear automatizaciones. Por ejemplo, yo tengo varias automatizaciones en plan «cuando se actualice un post de Facebook en el muro de la empresa de Webpositer me mandas un mensaje a este canal para que la gente lo vea y lo comparta». Fijaos qué automatización más práctica.

Tengo otra muy útil que es para gestionar el correo electrónico, porque al final el correo electrónico cuando lo estás leyendo, como no lo gestiones en el mismo momento tiende a acumularse y tiende a dejar ahí «bueno, lo dejo marcado sin leer y ya volveré a él», seguro que os ha pasado esto alguna vez. Yo lo tengo configurado con una automatización que es tan sencilla como «cada vez que yo marco en gmail un correo como favorito (es decir, que le pongo la estrellita), entonces automáticamente me cree una tarea en Asana dentro de una categoría específica y ya lo tengo como tarea. Es decir, ese correo no simplemente ha sido leído y despachado, sino que se ha convertido en una tarea dentro de mi workflow y es la única manera de que no se me pierdan cosas. Fijaos.

Esto es solo uno de las múltiples posibilidades. O sea, puedes conectarle, ya os digo, un formulario de Google Form y cada  vez que alguien complete una respuesta que te actualice tan fila en un documento en la nube y tú eso ya lo tienes conectado con un data estudio y ¡gualá!, automatizaciones así de potentes y de maravillosas.

Tienes un plan gratuito con el cual vas a poder probar todas estas capacidades asombrosas que te digo. Ya sea para compartir cosas de manera automática en redes sociales o para darte un plus de productividad. De verdad que zapier.com, te recomiendo que le eches un vistazo y lo pongas a prueba. Ahí queda la herramienta recomendada de hoy.

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

Bueno, vamos a la última parte de los 7 pecados digitales de hoy. Es el profesional digital invitado. Además, me da mucho respeto presentarlo, por dos razones. Primero, porque efectivamente lo respeto un montón y he aprendido mucho de él y como os digo siempre al principio de cada programa, me ha influenciado profesionalmente para él. Segundo, porque la sintonía que le he puesto de fondo pertenece al cierre de uno de mis programas queridos de la radio de todos los tiempos (no lo voy a decir, porque justo es su pecado digital confesable, así que voy a dejar que sea él mismo quien nos lo explique).

¿Quién es Sergio Simarro? Pues Sergio Simarro es un especialista en SEO internacional que trabaja para multitud de empresas grandes, de las que salen por la tele. Tiene una experiencia brutal, y encima tiene una manera de comunicar como profesor, como formador in company que colabora con nosotros, como director de nuestro Master CRO en Webpositer Academy. Entonces, es una persona que está siempre llena de ideas y, sobre todo, llena de soluciones para ponerlas en marcha (que es algo que se suele echar de menos). Mucha gente hay siempre para aportar ideas, pero para ser capaces de ponerlas en marcha hay que estar hecho de otra pasta. La idea por sí no vale nada si no hay alguien que sea capaz de ponerle una hoja de ruta y bajarla a tierra. En eso Sergio es un auténtico especialista.

Además, es ministro SEO porque forma parte del Ministerio SEO formado por Iñaki Huerta (mi tocayo), por M. J. Cachoni y por Luis Villanueva (que ya lo habéis tenido aquí en este programa). Ellos 4 tienen un programa en YouTube en el cual suelen comentarte sobre SEO, resolver dudas. Además, Sergio tiene también una Newsletter muy especial sobre temas de CRO que si te gusta te la dejo en un enlace, para que le eches un vistazo.

Sin más, te dejo con el pecado digital confesable de Sergio y una sorpresita final que nos deja.

[Habla Sergio Simarro]

Hola, pecadoras y pecadores digitales. Primero, gracias Iñaki por haberme invitado a tu espacio. Mi nombre es Sergio Simarro, nacido en 1977 y actualmente viviendo en Cepellón, provincia de Alicante.

Os voy  a contar las tres formas en las que me gano la vida desde hace más o menos unos 20 años.

Primero, trabajo como consultor ayudando a empresas a organizar y rentabilizar sus equipos de marketing digital. Segundo, imparto formación en universidades y escuelas de negocio. Ligado a esto, soy el directo de exitoso máster CRO en Webpositer, donde hemos conseguido ser el primer máster CRO de habla hispana y en porción online. Por último doy charlas en congresos y eventos.

Realmente, lo que más me apasiona de mi trabajo es aplicar orden y sentido común en empresas que se quieran sentir 100% digitales. Para ello, he desarrollado una metodología propia, llamada Star, que lo que combina son conocimiento, recursos disponibles, time to market, y la implicación por parte de dirección general.

A nivel personal, me apasiona el mundo de los animales, particularmente el mundo de los perros y la naturaleza. Tengo 2 perros y para mí es muy habitual mantener video conferencias o llamadas con los clientes mientras estoy en la montaña paseando con ellos.

Ahora te voy a confesar mi pecado digital: cada noche me duermo escuchando Iker Jiménez y Carmen Porter en su podcast de cuarto milenio.

Para ir acabando te voy a dejar un chiste. Estos son 2 caballos que se van de safari a Kenia y están por la mañana desayunando, y le dice uno al otro «oye, anoche te vi con una muchacha muy interesante, ¿y qué tal? Muy bonita, muy graciosa parecía, era de piel rayada», «si se deja, deja. Yo paso de cebra»

Si me queréis encontrar, mi Twitter es @akemola y ahí tengo un Tweet fijado con enlace a mis redes sociales (LinkedIn, Instagram y sobre todo una Newsletter gratuita que envío con contenido muy interesante sobre CRO). Un abrazo fuerte y te deseo lo mejor.

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

Bueno, pecadores, pecadoras, se acaba este glorioso día, se acaba este episodio. Te agradezco un montón que hayas compartido tu tiempo conmigo este ratito, que hayas puesto oído a mis recomendaciones, a mis reseñas frikulturales y de marketing digital. De verdad, espero que te haya sido útil alguna y que lo veas, que juegues a ese juego, que escuches esa canción entera, que leas ese libro, que veas esa peli, que sigas a este profesional o al pecador digital invitado. O sea, te he propuesto 7-8 planes frikulturales y de marketing digital. Si solo sigues uno y te gusta, yo ya soy feliz y ya he cumplido el propósito de este programa. Házmelo saber en los comentarios del blog, en seomental.com

Ya sabéis que también tienes voz en este programa, quiero que haya más pecadores digitales aquí conmigo. Así que simplemente tienes que entrar en mi perfil de anchor.fm/semental o directamente en mi blog seomental.com, y ahí puedes dejarme un comentario, pasarme un audio, decírmelo por Twitter (que me tienes como @seomental). Eso sí, usa siempre nuestro hashtag oficial de #pecadoresdigitales.

Hoy mando un saludo especial a una de nuestras pecadoras digitales más fan. Ella es Milen, que de hecho me ha dado la idea del autor Umberto Eco para el programa de hoy. Así que muchas gracias, Milen, por estar ahí. Espero que te haya gustado el programa.

Lo he dicho, pecadores y pecadoras, en la descripción os voy a dejar el enlace a la campaña solidaria de Webpositer, que os he dicho que estamos llevando a cabo para empresas afectadas por el covid. Estamos regalando consultorías desinteresadamente, solo por echar un cable. Si conocéis a alguien que le pueda venir bien y necesite potenciar el canal digital, pues en mi agencia (en Webpositer) somos especialistas en eso.

Nada más. Descansa. Nos vemos en el siguiente programa. Adiós.

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

Descárgalo
Presentado por
Iñaki Tovar

Creativo y Estratega Digital con ganas de darle un buen bocado al mundo. Emprendo en serie y en serio y estoy deseando escuchar tus ideas.

Únete a la conversación

1 comentario
  • Qué ganas me han entrado de de volver a ver y disfrutar de cada capitulazo the leftovers 🙂 esperando esa invitación para compartir algún pecado digital 😉

Otro episodios interesantes

Episodio 4