Episodio 7: Asesinos en Serie Vol.1

Reproducir episodio

Hoy nos adentramos en lo más oscuro de la mente humana a través del depredador más temible engendrado por el hombre, el asesino en serie:

  • Libro: American Psycho de Bret Easton Ellis
  • Peli: El Silencio de los Corderos de Jonathan Demme
  • Serie: Mindhunter
  • Tema musical: Far from any Road de The Handsome Family (True Detective)
  • Vídeo Juego: Heavy Rain de David Cage
  • Pecador Digital Invitado: Javier Macanas
  • Herramienta Digital: Tema para WordPress ENFOLD
  • Profesional Digital Recomendado: David Navarro
Descárgalo

Hola, bienvenidos a Los 7 Pecados Digitales, al episodio 7 de este podcast dominguero semanal en el que sabes que te traigo recomendaciones frikulturales y de Marketing Digital. Soy Iñaki Tovar, soy CEO de la agencia SEO Webpositer y cualquier pecador digital es bienvenido aquí.

Bueno, ¿qué tenemos hoy en el programa? Pues hoy es un programa de cuchillos largos, porque va dedicado a los asesinos en serie.

Justamente el otro día, en un grupo de WhatsApp con buenos amigos, Carolina Gómez (que ya estuvo aquí, de pecadora digital invitada) mencionó que había visto «Seven» durante la cuarentena, incluso un par de veces, y me trajo a la memoria aquella peli tan buena que, por supuesto, ya os digo que comentaremos aquí, en otra ocasión. Hoy os traigo otra selección de pecados digitales relacionados con serial killers, asesinos psicópatas en serie, porque hay muchísimo. Yo tengo la suerte de haber disfrutado de mucho de ello y de haberme crispado los nervios con ellos.

Así que, ya sabes, si te apetece tener una buena recomendación sobre un juego, probar un tema musical chulo, una serie guapa, una peli que merezca la pena o un libro que te absorba, esos son el tipo de consejos que humildemente te voy a dar hoy desde este espacio.

Ya sabes que también puede ser tu espacio, que tú también puedes ser un pecador o una pecadora digital invitada. Solo tienes que seguirnos con el hashtag #pecadoresdigitales y mandarme un mensaje con tu recomendación, entrar en seomental.com y dejarme ahí tu mensaje, o en el perfil de Ivoox o en el anchor.fm/seomental, en cualquiera de esos sitios. Ya sabes que mi usuario en Twitter es @seomental. Déjame tu mensaje, tu audio, como quieras, y tendrás tu espacio aquí en Los 7 Pecados Digitales.

Así que, sin más, os espero dentro.

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

[Suenan diálogos de película]

– Mi nueva tarjeta, ¿qué os parece?

– ¡Oh! Muy bonita

– Eres encantador, Patrick.

– Jean.

– ¿Qué, Patrick?

– ¿Te gustaría acompañarme a cenar?

– Sabrina, ¿por qué no bailas un poco? Cristi, arrodíllate en la cama. Aún no hemos acabado.

– Lleva un traje precioso, parece suave.

– No creo que pueda controlarme. Si te quedas, ocurrirá algo malo. Me siento letal.

Comenzamos fuerte este descenso a los abismos a lo peor de la mente humana. Comenzamos fuerte, digo, porque el libro que os traigo hoy realmente es de los que causa impacto, y no es para todos los públicos, para nada.

No sé si os habrá sonado ese breve clip que he puesto del tráiler en español de lo que es la peli, para que lo identificaseis; pero bueno, os lo digo ya, el libro es: «American Psycho», de Bret Easton Ellis. Pedazo de libro que se estrenó a principios de los 90, y que es verdad que yo me lo leí después de ver la peli porque la peli fue un fenómeno cuando se estrenó. A todos los que nos gustaban ya los rollos oscuros y gores, pues la peli obviamente era de las que no te dejaba indiferente; pero cuando acudías al libro… (Que, además, yo recuerdo que el libro me lo recomendó mi gran amigo Pedro Víctor Aniorte, que ya lo tuvisteis aquí de pecador digital invitado también).


Cuando me leí el libro, me quedé patas arriba, porque es muy fuerte. O sea, el libro (ya os lo digo) no es para todos los gustos no solo por la parte violenta, que la tiene súper descriptiva. El protagonista Patrick Bateman, interpretado en la peli por el maravilloso Christian Bale  (uno de sus mejores papeles, sin duda), es el típico snow, forradísimo, ejecutivo en una gran ciudad que se fija al detalle, tiene una obsesión con la música, con las prendas de ropa (las que lleva él y los que le rodean), tiene una obsesión con las tarjetas de visita y lo que representan y significan. Todo el libro, o gran parte de él, tú como lector estás dentro de su cabeza, analizando estos detalles tontos que a mucha gente le puede hacer desconectar en momentos y salirse del libro; pero en realidad lo que da es más miedo. Por lo menos a mí me pasaba lo contrario: me estaba metiendo más en cómo funcionaban los engranajes de esa cabeza diabólica. Entonces, de repente te llegaba un interludio, que pasaba desde asesinar a animalitos hasta cosas muy brutales y muy cruentas.

Al fin y al cabo, el libro no deja de ser una crítica, como tantas otras veces, una crítica feroz contra el capitalismo estadounidense. Una crítica muy grande al qué dirán, a la hipocresía, a las apariencias. Algunas describen esta novela como el complemento oscuro de «La hoguera de las vanidades», como eso que en la maravillosa novela de Tom Wolfe nunca te llegaban a contar, pero seguramente más de uno de los protas pasaría por episodios similares a los que vive el protagonista aquí, de «American Psycho».

Así que, ya te digo, hoy el episodio es oscuro, no te dejes encañar por estas sutiles melodías de la banda sonora de la peli. El libro es oscuro, pero, si te gusta la temática de asesino en serie, es imprescindible.

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

[Suena diálogo de serie]

– ¿Se asusta fácilmente?

– Todavía no.


– Manténgase a la derecha. Le he puesto una silla.

– Estupendo, gracias.

– La estaré viendo.

Las mantiene vivas tres días. No hay evidencias de violación o abuso físico antes de la muerte.

Estáis todos viendo a Clarice adentrándose en la prisión.

[Suena monólogo de película]

Con el autodominio de un hombre maduro, scout, preciso y nunca impulsivo. No parará jamás.

Poco a poco nos vamos acercando al final de un corredor angosto y oscuro, a una cabina de cristal con un hombre enfundado en un mono azul.

[Suena monólogo de película]

La ayudaré a atraparlo, Clarice. Es mejor que Hannibal Lecter no sepa nada de usted.


Pues sí, era Hannibal Lecter. Como ya os podéis imagina, la película es: «El Silencio de los Corderos». «El Silencio de los Corderos», madre mía, qué recuerdos, qué peliculón. Si cerráis los ojos, estáis viendo todas las imágenes ahora mismo, porque me extraña que haya algún pecador que no haya visto esta peli nunca.


Se estrenó en 1991 (qué casualidad, igual que el libro de «American Psycho») y, bueno, pues arrasó en taquilla. Fue una peli que apenas costó 19 millones de dólares y llegó casi a los 300, se llevó 5 Óscares, incluido mejor director, mejor actor con Anthony Hopkins y con Jodie Foster mejor guión. En fin, se lo llevó todo. De hecho, es tan buena que se conserva en la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos como un logro histórico – cultural. O sea, fijaos qué nivel, cómo de profundo ha llegado en la cultura audiovisual americana esta peli. Es que no es para menos.

Es de las primeras veces que vemos esa relación, que luego se ha explotado tantas veces, entre un investigador y un recluso que le ayuda en una investigación. Este argumento suena porque lo hemos visto luego infinidad de veces; aquí fue de las primeras, o si no la primera vez que se aplicó. Es una historia típica, con todos los clichés de asesinos en serie. Aquí tenemos a Buffalo Bill, un asesino despiadado que despelleja a sus víctimas; pero no es el que da miedo, realmente es prácticamente anecdótico. El que de verdad da miedo es Hannibal Lecter, en este caso encarnado por el maravilloso (como os decía) Anthony Hopkins (que no sé si lo estáis viendo claro, levantando la nariz y olisqueándola).

Este Hannibal – el caníbal que tenía una erudición exquisita, unos modulares refinados; pero dentro tiene el mal porque es un auténtico psicópata de libro, que no tiene ningún tipo de empatía por nadie, nada más que un estricto sentido del deber (si queréis), del orgullo o del ego, y una educación refinada. En este caso, acepta ayudar a Clarice, una pobre chiquilicuatre que aquí está interpretada por Jodie Foster (yo creo que es su primer papel, o de sus primeros papeles) con una cara de niña, súper inocente, frágil, es muy fácil sentirte identificado con ella al inicio de la peli. Bueno, pues a través de sus ojos vamos descubriendo y tirando del hilo de esa personalidad increíblemente magnética que tiene Hannibal Lecter (porque lo cierto es que es magnética: estás deseando que vuelva a intervenir para dar alguna pista). Él, a través de su conocimiento de las mentes oscura criminales, pues va dándole indicios a Jodie Foster, a Clarice, de cómo puede operar este asesino y finalmente llega a atraparlo.

No se las voy a spoilear, por si acaso hubiese alguien que no la ha visto; pero, vamos, ya os puedo decir que lo más interesante no es la trama del asesino, del despellejador. Lo interesante es ver la trama de Hannibal Lecter dentro de esa prisión de máxima seguridad, y ese tramo final imperdible (que seguro que muchos tenéis ahora mismo en la cabeza, ¿verdad?), con una máscara que alguien se quita de la cara y con alguna crucifixión por medio. En fin, realmente toca todos los resortes para convertirse en una obra de culto, sin duda.

Muy recomendable. Si ya la habéis visto, pues espero que os anime a re-visitarla, porque la peli sigue estando muy vigente; si no la has visto, pues ya tenéis un planazo de domingo pecador.

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

[Suena diálogo de serie]

– ¿Sabes que hay muchos más como yo?

– ¿Tú crees? ¿Personas que maten en secuencia, como tú?

– ¿Secuencia?

– Una detrás de otra, a intervalos regulares. Yo los llamo «asesinos secuenciales», digamos. ¿Cuántos hay, dirías tú?

– Bueno, sería asoleo, pero diría que ahora mismo en Norteamérica hay más de 35.

– ¿35?

– Pero nunca los encontraréis si ellos no quieren, ni con mucha suerte.

– Eso no puede ser.

Estos acordes de piano ya los llevo tatuados. Son los acordes de la intro de la maravillosa serie de Netflix «Mindhunter». No sé si habrás tenido la suerte de verla ya, si tienes Netflix o no, pero ya te digo que es una de esas joyitas enterradas a la que nunca le han dado mucha publicidad (nadie sabe muy bien por qué, porque tiene una factura técnica impecable), ha tenido problemas de producción y seguramente se quede con dos únicas temporadas (que son las que hay ahora mismo); aunque uno no pierde nunca la esperanza, pero no parece ser que haya rescate. El creador detrás, la mente preclara detrás de este pedazo de serie es David Fincher, que no podía faltar hoy en un episodio sobre asesinos en serie, precisamente porque él fue el que dirigió «Seven» (esa película que os he dicho que, al mencionarla mi amiga Carolina, me ha inspirado a hacer este episodio hoy).


David Fincher se involucró en este producto (le dedicaremos un monográficos, sin duda, uno de mis directores fetiches, sin duda). Se metió a hacer una serie sobre asesinos en serie basada en un libro real, en un libro de un investigador del FBI donde explican cómo nace la unidad de mentes criminales, una unidad que fue la que acuñó el término (como habéis podido escuchar en esta intro de la serie) de «asesino secuencial» o «asesino en serie». Este era un término que no existía, nadie hablaba con esta gente, nadie entrevistaba a los asesinos para saber o para intentar averiguar cómo pensaban.

La serie va precisamente de eso: un par de compañeros que crean esta unidad nueva, todo el mundo los toma por locos, van a hablar con asesinos en serie famosos (bueno, que en ese momento eran simplemente asesinos cruentos). Iban a hablar con ellos, y llegaron a hablar hasta con Charles Manson, para que os hagáis una idea. De ahí, al igual que Hannibal Lecter ayudaba a Clarice, pues aquí también hay un par de presos que ayudan a esta pareja protagonista, que por cierto tienen una química y una empatía muy buena con el espectador, les ayudan en ese viaje por los caminos de la mente del asesino criminal.


Además, tenemos una sub-trama por detrás, en la que vamos asistiendo a través de pequeños retazos, apenas de unos segundos que nos van dado en cada episodio, al más puro estilo Breaking Bad (si os acordáis). Pues, nos va dando retazos del nacimiento de uno de estos criminales en serie. Pone los pelos de punta, de verdad, pone los pelos de punta.


Muy atentos a todos los detalles que tiene, a toda la imaginería basada en hechos reales, y muy atentos al último episodio de la segunda temporada, al detalle espeluznante de la música de la intro. De verdad que cuando lleguéis a ese punto, os acordaréis de mí.


Que la disfrutéis, no tenéis escusa.


[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

Llega el momento del pecador digital invitado. Llega tu momento.


Ya sabéis que, en este programa, todos tenéis voz y voto, que quiero que vengáis a confesaros, que quiero que me contéis esas pelis, esos libros, esos videojuegos, esas canciones, lo que sea del universo de la frikultura digital que os haya impactado, que os haya influenciado en vuestra vida. Para ello solo tenéis que buscarme en Twitter como @seomental, usar el hashtag de #pecadoresdigitales o bien entrar en seomental.com, en mi blog, y dejarme ahí un mensaje, o en el perfil de Ivoox o en el anchor.fm/seomental. ¿Será por canales para comunicarnos en esta era digital? Así que, si te apetece participar aquí y que te ponga tu corte de audio con esas recomendaciones, no dudes en contactarme por alguna de esas vías.


¿A quién tengo hoy? Pues hoy tengo la suerte de contar con otro gran amigo mío, personal, de toda la vida. Amigo, socio, compañero, hemos pasado por todas las etapas, siempre amigos, esos sí. Él es Javier Macanas (o Emilio Javier Macanas Medina, su nombre completo, que parece que suena mucho más señorial).


Bueno, Javier Macanas es, ya os digo, amigo desde la más tierna infancia, compañero en mil batallas, incluso en mis primeros pinitos de edición de audios, incluso de realización musical. Los vivimos juntos, los primeros pinitos en publicidad y diseño, los vivimos juntos. Con él tuve la suerte de lanzar «Ikaro idc», que fue nuestra agencia de publicidad (en la cual estuvimos muy contentos, muchos años trabajando juntos). Bueno, pues, ahora Javi como experto es producto y ventas, pues está trabajando para una gran compañía; pero no ha perdido el interés y la ilusión por las pequeñas cosas, por la música, por los conciertos y por los pecados digitales.


Así que, Javi, muchas gracias por pasarte por el programa. Vamos adelante con tu pecado digital.


[Habla Javier Macanas]

Muy buenas a todos. Como ha dicho Iñaki, mi nombre es Javier Macanas. Soy ingeniero informático y actualmente llevo trabajando 10 años como gestor de compras sanitarias en el rublo hospitalario.

Conozco a Iñaki uno 36 años. He pasado muchísimas aventura con él, y no solo como amigo, puesto que hemos trabajado juntos durante 6 años en la etapa de «Ikaro idc».

De muchos de los pecados digitales que tengo ya se ha hablado en tu programa. Grandes juegos como «Monkey Island», series como «Galáctica, estrella de combate», la película «Contact». Se nota, Iñaki, que somos de la misma generación.

Por salirme de los clásicos, yo os quiero traer una película que he vuelto a ver hace poco. Pienso que es emotiva y merece la pena. Mi pecado digital confesable en una película de Tim Burton: «Big Fish«.


Una película del 2003, en la que su protagonista principal es Ewan McGregor, aunque tiene un reparto muy interesante, entre ellos Danny DeVito y la cantante Miley Cirus (que sale cuando era pequeña). Trata de la relación distante entre un padre y un hijo, debido a que el padre siempre ha contado la historia de su vida con ciertos matices fantásticos, anécdotas surrealistas y situaciones inverosímiles. Tal es así, que su hijo piensa que llevaba una doble vida personal. La película escenifica esas extrañas historias en las que se aprecia el estilo de Tim Burton, aunque bastante light. Finalmente, en el lecho de muerte de su padre, entiende el por qué contó de esa manera su vida y descubre que había bastante realidad en esos relatos.


No quiero hacer spoilers. Si no la habéis visto, vedla ya, está en Netflix. Es bastante entretenida, merece la pena.


He elegido este pecado digital, Iñaki, porque, bueno, como sabes, mi padre falleció hace unos meses y veo un total reflejo con el protagonista. Él siempre nos contaba anécdotas en casa, que nunca sabíamos si eran reales o inventadas, porque lo hacía lo mismo que en Big Fish: te contaba algo y le ponía ciertos matices que no sabías si la historia era real o inventada. En cualquier caso, era divertido.


Sé que rompo la norma de un pecado digital, pero te quiero dejar otro. Es una canción y te puedes imaginar, Iñaki, cuál es. Esta canción nos ha perseguido a ti y a mí desde 1994, y ha estado con nosotros en Alemania, en República Checa, en la oficina, en cumpleaños, en videos de amigos. Sabes perfectamente cuál es. Es: «For an Angel» del alemán Paul Van Dyk. Es la mejor canción detrás de la historia, muy melódica y apta para todos los oídos.


Llevamos años, Iñaki, hablando de ir a ver a Paul Van Dyk en vivo, fuese donde fuese, ¿recuerdas? ¿Te comprometes a una fecha en público? Ahí lo dejo.


Bueno, Iñaki, gracias por dejarme confesar contigo. Te deseo mucha suerte con tus 7 pecados digitales. Eres un gran profesional, y espero que esté ya sonando «For an Angel» de base.


Un fuerte abrazo a todos los oyentes. Nos vemos por el ciberespacio. Chao.


[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

[Suena diálogo]

– Son momentos en los que no sé lo que hago. Recobro la conciencia más tarde, en otro lugar, y no tengo ni idea de cómo llegué allí.

– ¿Creen que ha sido el asesino del origami?

– Todavía es demasiado pronto para saberlo, pero es una posibilidad.


– ¿Qué ocurrió ahí, Sam? ¿Cómo pudiste perder a Saul así? ¿No fue bastante perder a Jason?


– Cuanto más llueva, menos tiempo tiene la víctima para vivir.


El asesino del origami, yo estoy viendo ahora perfectamente la portada del videojuego en cuestión, con esa pajarita amarillenta bajo una noche cerrada de lluvia. El juego es: «Heavy Rain» de Quantic Dream, del maravilloso director y visionario del mundo de los videojuegos, David Cage.


David Cage se merece otro monográfico porque tiene, como os digo, una visión muy peculiar de lo que es el mundo del entretenimiento y los videojuegos. De hecho, hoy, y casualmente (fijaos cómo es la vida), luego veréis en el profesional digital invitado cómo su pecado digital, de esta persona, va a ser también una obra de David Cage. A este hombre le gusta jugar, le gusta entretenernos y, sobre todo, le gusta crear cosas nuevas e innovadoras. No voy a destripar el pecado digital del profesional digital invitado, voy a pasar directamente a hablaros del que yo os traía hoy y que tenía mucho que ver con asesinos en serie, que es ese, el asesino del origami, el asesino de «Heavy Rain». ¡Juegazo!


Juegazo por un montón de razones. O sea, por una trama adulta que parece de una película, o mejor por una banda sonora que ya estás escuchando de fondo, por unos actores de doblaje que ya habéis escuchado en la escena del tráiler que os he puesto, por una factura de gráficos. Como siempre os digo, normalmente, claro, elijo juegos que me han impactado por los gráficos. Es que «Heavy Rain», madre mía, qué gráficos, y madre mía lo que he tenido que esperar para disfrutarlo.


Sí, porque «Heavy Rain» fue lamentablemente una exclusiva para PlayStation, de un acuerdo de firmó Quantic Dream con PlayStation, por allá por el 2010, y gracias a la cual han sacado tres juegos exclusivamente en esta plataforma (algo que nunca entenderé, lo de las exclusividades, una molanada, es faltarle al respeto a toda la comunidad de gamers que estamos por ahí fuera). Pero bueno, finalmente a Quantic Dreams se ve que se le acabó el contrato y ya por fin ha podido sacar sus juegos para PC, los podemos disfrutar re-masterizados en una calidad brutal. Bueno, pues, la experiencia no ha defraudado nada.


Yo me los tuve que ver, en su momento, por YouTube (de las ganas que tenía de ver qué había hecho este hombre). Seguir un videojuego por YouTube, ver a otros jugarlo pero tú no poder hacerlo. Ahora que ya lo he hecho, no puedo sentirme más satisfecho.


O sea, estamos hablando de vivir en primera persona la trama de una peli tipo «Seven». Con un asesino en serie, en este caso este mercenario del crimen deja siempre una figurita de origami, de un protagonista atormentado (que, como veis, tiene lapsus de memoria muy sospechosos), de dramas personales terribles, de escenas muy adultas con violencia, con sexo, de giros inesperados en el guión, de unas mecánicas de juego que no tiene nada que ver con el típico «mata-mata-dispara». O sea, es como una película interactiva, como los libros de «elije tu propio destino» en función de los cuales, conforme tomamos una decisión, cambia la trama siguiente. De hecho, el videojuego tiene diferentes finales en función de las decisiones que has tomado durante todo el juego, unos más tristes, otros más polémicos y otros más felices (si es que una trama tan oscura como esta puede tener un final feliz).


En fin, «Heavy Rain», ahora ya lo tienes en todas las plataformas a juegos muy asequibles. Es un juego que lo puedes enganchar en la tele del salón y disfrutarlo en pareja, porque ya os digo, simplemente vais a ver una peli (en vez de dos horas, pues de 8-10 horas) en la cual vais a tener la oportunidad de decidir sobre el destino de los personajes.


Así que, ¿qué más os puedo decir para venderos esto? No me llevo comisión, es un pecado digital confesable y espero que lo disfrutéis, al menos lo mismo que lo disfruté yo.


[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

[Suena canción]

«True Detective», pedazo de serie de HBO que se merece su propia reseña; pero en este caso no os voy a hablar de la serie en sí, sino más bien de su tema musical, que ya se ha convertido en un emblema, en un himno a la muerte, por qué no decirlo, porque la letra de la canción contiene frases tan espectaculares como «ella enrosca sus espinas lentamente hacia el sol abrazador, y cuando toqué su piel mis dedos se llenaron de sangre». Ese tipo de frases son las que nos está contando esta pareja, llamada «The Handsome Family» y este es el tema, que aunque se estrenó en 2006 se ha hecho famosa gracias a la serie de HBO, que se llama «Far from any Road».


«Lejos de cualquier carretera» efectivamente es una especie de oda a la muerte, con toques oscuros del más crepuscular Johnny Cash; pero tiene algo melódico también bonito. Además, si recordáis la intro de «Mindhunter», estas imágenes salen con unas combinaciones de imágenes y unas creatividades enroscadas con múltiples efectos de fusión que, bueno, no se te olvida en mucho tiempo la intro.


La serie, simplemente por reseñarla rápidamente, pues una vez más cuenta la historia de un par de agentes del FBI persiguiendo a un asesino en serie, con una pareja en estado de gracia de protagonista, con Matthew McConaughey a la cabeza, y dirigida por Cary Fukunaga (que también es un director que, madre mía, lo que tenía que contar este señor a través de su lenguaje audiovisual). Pero nadie sabe por qué HBO al final eligió esta canción para la intro, pero lo cierto es que se ha quedado ya para el recuerdo popular.


Si no habéis escuchado el tema o no sabíais cómo se llamaba, pues ya os lo dejo por aquí. Es «Far from any Road» de The Handsome Family. Espero que os disfrutéis y os sumerjáis en su propuesta oscura y melódica.


[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

Bueno, encarrilamos este tramo final del programa de hoy, del episodio de hoy de Los 7 Pecados Digitales, con una herramienta. Ya sabes que en cada programa te recomiendo una herramienta digital que yo use en mí día a día y que influencie mi manera de trabajar, que me aporte y que yo piense que te puede aportar a ti también (si te metes en esto del Marketing Digital, o ya estás metido).


Mi recomendación de hoy es un tema, un tema para el CMS más famoso del mundo: nuestro querido y bien amado WordPress, que para lo bueno o para lo malo es uno de los gestores de contenido más usados para diseñar páginas web, por su rapidez, por su fiabilidad (si me oye José María, mi jefe de programación), por la cantidad de plugins que tiene detrás, por la comodidad. En fin, WordPress es una manera ágil y sencilla, en general, para la mayoría, por la curva de aprendizaje que tiene de desarrollar un sitio web.


WordPress, en sí, no deja de ser eso: una especie de kit de montaje de piezas. Necesitas luego tener temas, plantillas, para adornar ese esqueleto y convertirlo en algo más visual. Ahí es donde entra en juego el tema que yo os recomiendo hoy, que es el tema ENFOLD. Así tal cual, lo dejaré en la descripción.


ENFOLD es un tema de la compañía Kriesi, y es un tema que yo llevo usando añísimos (pues, no sé, a lo mejor 6 años más, por lo menos). Es un tema que compré en una de las mejores plataformas, de los mejores repositorios con plantillas para WordPress. Nada, son temas que suelen valer entre 50-60 dólares, no son nada caros.


Te permite, este caso de ENFOLD, crear webs de una manera muy ágil, muy sencilla, con un sistema de que no necesitas ser ningún hacha en programación para construir lo que quieras. De hecho, tiene ya temas preinstalados, estilos preinstalados, por si no quieres comenzar con el lienzo en blanco y empezar ya a montar sobre una base. De verdad que cualquier con poco conocimiento puede montarse una red ágilmente con ENFOLD. Además, le han metido (y le siguen metiendo) actualizaciones constantes, de seguridad, de WPO para mejorar la velocidad, de compatibilidad con temas de cookies y royos legales. En fin, un tema muy recomendable.


ENFOLD, échale un vistazo y pruébalo para algún proyecto. Ya verás que te sorprende.


[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

Bueno, venga vamos arriba para esta recta final ya, con el profesional invitado de hoy. Ya sabéis que aquí también, a parte de los pecadores digitales invitados (que podéis ser cualquiera de vosotros), os traigo siempre mi recomendación de un perfil profesional digital que a mí me haya influenciado y que haya impactado en mi vida de alguna manera. Hoy ese perfil es David Navarro.


David Navarro, Danase para la tropa de la oficina, él es consultor SEO en Webpositer, lleva tantos clientes como el departamento de experimentación SEO. Le encanta su trabajo y eso se le nota (desde el primer día que entró en la oficina se le notaba). He tenido la oportunidad de compartir con David tanto momentos profesionales todos los días en la ofi, donde se ve su calidad como persona y como SEO profesional dedicado y apasionado de su trabajo; pero también he podido estar con él en eventos del sector, como nuestro propio SEO plus, que organizamos todos los años, y descubrir que aparte de ser un gran profesional es una gran persona y un tío que te meas de risa con él.


Es un gran frikie, uno de los grandes frikies de la oficina, junto a Miguel Pau. Le encantan los juegos, le encantan las series, le encantan las pelis. Eso sí tiene su propia opinión, cuidado con las opiniones de David, que te puedes enfrentar a un poderoso enemigo. Tiene una visión muy peculiar del mundo y es una gozada compartir espacio y tiempo con él. Os dejo con su pecado digital confesable.


[Habla David Navarro]

Buenas, Iñaki, gracias por invitarme a tu podcast. Soy David Navarro, consultor SEO en Webpositer y mi principal objetivo en la agencia es ayudar a los clientes a conseguir sus objetivos de negocio.

Mi pasión personal, sin duda, sería el fútbol sala. No hay nada mejor que disputar un partido en un 40×20.


Mi pasión profesional, como no podía ser de otra forma (y además trabajando contigo en la agencia), es el posicionamiento web; pero también diseño y desarrollo páginas web en WordPress. Justamente, en el Master de Webpositer Academy, intento hacer ver a los alumnos la importancia de tener una metodología a la hora de crear un proyecto web.


Por último, mi pecado digital confesable sería el videojuego «Fahrenheit», de Quantic Dream y del diseñador David Cage, que me encantó por su trama (que, por cierto, recibió el galardón al mejor guión, en 2005) y, además, nos enseñó a no mezclar aspirinas con alcohol. Seguro que los que lo habéis jugado lo entendéis. Me gustó también por desarrollarse en Nueva York (que, como sabéis, soy un enamorado de la ciudad), pero sobre todo por la perseverancia de Lucas al intentar descubrir qué o quién le había impulsado a matar a ese desconocido en el bar.

Soy de las personas que cree que todo el mundo puede conseguir sus objetivos si se lo propone y si sabe aprovechar las oportunidades que le da la vida. Así que, creo que la perseverancia es una cualidad muy necesaria para cumplir dichos objetivos.

Sin más, muchas gracias, Iñaki, por haberme dejado disfrutar de este ratito contigo en este podcast. ¡A seguir triunfando con él!

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

Bueno, ahora sí que ya, puedes respirar tranquilo. Se ha acabado el programa oscuro de hoy, ese viaje al fondo de las mentes asesinas. Espero que te haya gustado, que te haya parecido interesante. Ya sabes que a mí lo que más ilusión me haría en el mundo es que alguna de estas recomendaciones cuaje y descubras algo que no conocías, o simplemente re-visites esa peli o ese libro que hacía añísimos que no recogías otra vez. Oye, pues que merezca la pena. ¿Qué hay más placentero que leerse un libro 3 o 4 veces o ver la misma peli 16 veces (ya os contaré cuál es la peli que yo he visto 16 veces, en algún programa especial)?


De hecho, estoy pensando, para el programa número 10, celebrarlo con un monográfico, preparar algún monográfico sobre algún director o algún autor de mis favoritos (Stephen King, James Cameron, David Fincher). Oye, se aceptan recomendaciones, ¿por qué no?, pásate por mi blog (seomental.com) y dime de qué te gustaría que hiciese ese monográfico, o pásate por mi Twitter (@seomental) y utiliza el hashtag de #pecadoresdigitales y coméntamelo, o directamente en Ivoox, o directamente en anchor.fm/seomental. Me tienes por todos lados.

Me ha gustado muchísimo compartir este ratito de domingo contigo. Espero que ninguna tarde de domingo vuelva a ser aburrida, porque no será por recomendaciones frikulturales, no será por profesionales recomendables a los que seguir, como David (que ha estado hoy con nosotros y lo tienes ahí en su Twitter, para no perderte detalle de lo que hace en su día a día). Muchas gracias a mi compañero Javi Macanas también por haber participado. Ha sido muy emocionante, la verdad, lo de tener «For an Angel» hoy entre nosotros, y Javi, me comprometo públicamente a que en el 2021 que hagamos ese viaje soñado juntos, a ver a Paul Van Dyk en acción.

Un abrazo muy grande a todos, pecadores y pecadoras digitales. Os espero en el siguiente episodio. Adiós.

[Voz de mujer] Los 7 Pecados Digitales by SEOmental.

Presentado por
Iñaki Tovar

Creativo y Estratega Digital con ganas de darle un buen bocado al mundo. Emprendo en serie y en serio y estoy deseando escuchar tus ideas.

Únete a la conversación

Otro episodios interesantes

Episodio 7